Hoces del río Duratón

foto de la ruta

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el NO. de Segovia, aguas abajo de la villa de Sepúlveda. En esta zona el río se ha encajonado en un profundo cañón donde el color ocre de los escarpes rocosos contrasta con el verde de la vegetación ribereña; al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta. Iniciamos un recorrido por una pista de tierra que parte de la localidad de Villaseca, encaminándose hacia el espolón rocoso, rodeado de precipicios sobre el que se alza la ermita de San Frutos. Tras cruzar por un puente de piedra una profunda grieta, llamada La Cuchillada, se llega a esta construcción románica del siglo XII; se puede continuar hasta un cercano cementerio, en el que se conservan varias tumbas antropomórficas altomedievales.

También se puede recorrer el río a su nivel, por los bosques de ribera que acompañan a las aguas. El recorrido parte de Sepúlveda, en un lugar perfectamente señalizado sobre el río Castilla, afluente del Duratón; entre paredones calcaréos a ambas orillas que progresivamente se van elevando alcanzando en algunos lugares más de 100 m. de altura. Las irregularidades de la roca dan lugar a formaciones espectaculares, con torreones, pináculos y oquedades. Flanquean el río los bosques de galería de chopos lombardos y negros, sauces, alisos, fresnos y un tupido sotobosque. La fauna de las cortadas fluviales es muy similar a la de los riscos de montaña. Además de una gran colonia de buitres leonados, se dejan ver con cierta frecuencia: águilas reales, halcones peregrinos, alimoches, chovas, grajillas, treparriscos, vencejos, etc.

mapa de la ruta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies