Sierra De Francia

En esta salida nos acercaremos hasta las estribaciones occidentales del Sistema Central, al norte de Las Hurdes cacereñas y dentro de la provincia de Salamanca, en el sur de la misma. Junto con las Batuecas forma, desde el 11 de julio del año 2000, el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, que ocupa una extensión de 32.300 hectáreas. Está constituido por quince municipios; gran parte de este espacio no supera los 900 m. de altitud y su cota más alta se sitúa en el Pico Hastalia (1735 m.), situado entre los términos municipales de Monsagro y El Maíllo, pero el más famoso es el de la Peña de Francia (1727 m.), que domina toda la comarca desde el mirador, y está situado entre los términos de El Cabaco y Monsagro. En su cima se sitúa un santuario mariano, cuya construcción comienza a partir del año 1434, cuando en la misma cima aparece la talla de una Virgen. Una vez instalada la imagen en el santuario, este lugar se convierte en cita obligada de peregrinación para el mundo cristiano. Otras cumbres reseñables son la Mesa del Francés (1638 m.) y el pico Robledo (1614 m.). Desde el pico Cervala (1463 m.) se obtienen unas magníficas vistas de la Sierra de Francia.

Hay varios municipios de la Sierra de Francia que han recibido la declaración de Conjunto Histórico, entre los que están Mogarraz, San Martín del Castañar, Cepeda, Miranda del Castañar, La Alberca, etc. La Alberca está considerada como la capital del territorio o centro neurálgico. En opinión de muchos visitantes es uno de los pueblos más bonitos de España. Aunque casi todos tienen una similar belleza y parecida arquitectura, con estrechas calles empedradas y angostas y callejones que no parecen conducir a ninguna parte. Las casas, de típica estructura serrana, presentan un conjunto de vigas de madera entre las que se coloca adobe, sillarejo o tapial. Pueden tener uno o dos pisos, en la mayoría de los casos son dos. Una de las cosas más características es que los tejados no presentan chimeneas, que se suelen sustituir por un cántaro roto o, simplemente, el humo sale por una teja levantada. Las plazas, con sus soportales que descansan sobre columnas de granito o madera, son los escenarios donde se celebran todos los acontecimientos del pueblo. Aquí la arquitectura está adaptada a las necesidades del medio rural.

La actual red fluvial de la Sierra de Francia se articula en torno a varios ríos. El principal es el río Alagón. La Sierra de la Alberca es divisoria de aguas de los ríos Batuecas y Francia. Al primero vierten sus aguas arroyos que forman numerosas cascadas, como la del Chorro, ya en el valle de las Batuecas. El río Francia, que da nombre a la sierra, se nutre de otros, y al pasar por Miranda del Castañar sufre un giro de casi 90º para, en el término municipal de Sotoserrano, unirse al Alagón. Este cruza el Parque y posteriormente, en tierras extremeñas, deposita sus aguas en el embalse de Gabriel y Galán. El río Agadón es, junto con los anteriores, importante. Nace en las faldas de la Peña de Francia, en el término municipal de Monsegro y, por un profundo valle, baja al encuentro con el río Duero, a cuya cuenca hidrológica pertenece.

Cabe destacar en la Sierra de Francia el éxito de la charcutería, que radica ante todo en su clima, que es peculiar debido al relieve de la zona, con profundos valles y elevadas montañas. Durante el verano se produce un periodo de aridez estival, en el que suben las temperaturas y bajan al mínimo las precipitaciones. En primavera y otoño las temperaturas son más suaves y las precipitaciones más elevadas, y en invierno las temperaturas no presentan un marcado descenso. Todos estos factores propician una excelente maduración de jamones y la curación del chorizo o lomo. La materia prima es el cerdo de pura raza ibérica. También hay otros buenos productos autóctonos como las carnes y legumbres, y una gran variedad de dulces. Típico en los restaurantes de esta zona es tomar las patatas meneás, elaborado a base de patatas, tocino de cerdo, laurel y pimentón. Otro es el limón serrano, cuyos ingredientes son naranjas, limones, ajo, huevo cocido, sardinas, chorizo y vino. Se puede decir que es una especie de ensalada. En cuanto a la repostería cabe destacar el tradicional turrón de La Alberca, que se elabora artesanalmente, y se vende todo el año, y las obleas. En los puestos callejeros y tiendas de esta zona también se puede encontrar miel y polen. Aunque la costumbre de elaborar vino y aguardiente viene de antiguo, son poco conocidos; la variedad de uva más extendida es la Rufete.

En este territorio podemos encontrar, en función de la altitud, por debajo de los 800 m., encina, alcornoque, roble, jara, cornicabra, torvisco, madroño y, en el piso, el brezo. Ya un poco más arriba, por encima de los 800m., encontraremos acebo, tejo y, entre los matorrales, brezos, retamas, escobas y carquesas. A más altitud sólo piornos. Esta zona alberga una gran riqueza faunística, con una gran biodiversidad de elementos. Hay una importante representación de aves rapaces como el águila imperial, el águila real, el halcón peregrino, el buitre negro y el buitre leonado, y otras más pequeñas como el roquero, el pechiazil, el bisbita y la collalba. Además, rapaces forestales como el águila calzada, el águila culebrera, el águila ratonera, el azor, el milano y el gavilán. Rapaces nocturnas como el buho real, el autillo y el mochuelo. Cucos, perdices, tórtolas, becadas, petirrojos, carboneros, etc. De entre los mamíferos hay que destacar el lince ibérico, el zorro, el tejón, la comadreja, la cabra hispánica, etc. En sus ríos hay truchas, barbos y bogas. Reptiles como el lagarto verdinegro y lagartijas. También víboras, culebras, sapos, ranas y tritones.

Para que puedas disfrutar de todo lo anterior hemos preparado una salida de cuatro días, entre el 1 y el 4 de Mayo de 2014. Hay muchas más cosas que podrás apreciar y que, por falta de espacio no te hemos contado en esta introducción, pero te garantizamos que, si te animas, coges tu mochila, tus prismáticos y tu cámara de fotos, podremos recorrer parte de esta sierra realizando algunas rutas por ella, porque hay infinidad a lo largo y ancho de la geografía del Parque. Acompáñanos, no te defraudará esta salida, y recuerda no olvidar, entre otros enseres, tu cámara de fotos. Seguro que en el V Certamen de fotografía, que celebraremos en Agosto de 2014, tendrás grandes posibilidades de conseguir premio con las que obtengas en esta zona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies